Demócrito de Abdera


LA FILOSOFÍA ANTIGUA // La filosofía en el mundo griego // Los primeros filósofos // Tales de Mileto // Anaximandro de Mileto//Anaxímenes de Mileto // Heráclito de Éfeso // Pitágoras y el pitagorismo// Parménides y la escuela de Elea // Empédocles de Agrigento //Anaxágoras de Clazomene // Demócrito de Abdera // Los sofistas //Sócrates // Platón // Aristóteles // Estoicismo //Epicureísmo//Pirronismo // La Academia y el Liceo // La ciencia helenística // La filosofía en la época romana // Eclecticismo //Neoplatonismo // La Patrística // Agustín de Hipona //


[Autoría del texto principal: César Tejedor Campomanes, en Historia de la Filosofía en su marco cultural, Madrid, SM, 1993, pp. 32-33. Se han hecho pequeñas modificaciones ajenas al autor]

(en construcción)


Demócrito de Abdera (aprox. 460-370) nació y vivió en esa ciudad, de donde debió salir muy pococaptura-de-pantalla-2016-10-08-a-las-11-15-41. No se sabe casi nada de su vida y parece ser que fue también -igual que Anaxágoras– un hombre totalmente dedicado al estudio y la reflexión.

Su maestro fue Leucipo, originario probablemente de Mileto, de quien se sabe aún menos, hasta el punto de que algunos ponen en duda su existencia. Algunos testimonios acerca de Leucipo le hacen discípulo de Parménides y Zenón. Estas dificultades históricas explicdemocritus2an el hecho de que sea muy difícil saber qué elementos del sistema se deben a Leucipo o a Demócrito. En todo caso, este último fue uno de los escritores más prolíficos de la antigüedad: su compilador, Trasilo, le atribuye 52 libros, todos ellos perdidos.

El punto de partida del atomismo se encuentra también en los planteamientos de Parménides:

democrito__0001

democrito__0002

Aristóteles, Acerca de la generación y la corrupción. Tratados breves de historia natural, introducciones, traducciones y notas por Ernesto La Croce y Alberto Bernabé Pajares, Editorial Gredos, Madrid, 1998, pp. 66-67 (Acerca de la generación y la corrupción, I, Capítulo Octavo, 325a)

El planteamiento es, pues, muy semejante al de Empédocles y Anaxágorassalvar la apariencia del mundo (movimiento y pluralidad); salvar, por tanto, el valor de la percepción sensible; pero respetando los principios del eleatismo. Sólo que la solución buscada difiere esencialmente en un aspecto: admitir el vacío o “no ser”, y negar todo tipo de fuerzas distintas de la materia misma (Amor-Odio, Espíritu).

Parménides había negado el vacío y el no-ser: el ser es “lleno”. Pues bien:

leucipo_metaf_0002

leucipo_metaf_0003

Aristóteles, Metafísica, introducción, traducción y notas de Tomás Calvo Martínez, Editorial Gredos, Madrid, 1998, pp. 87-88 (Libro I, Capítulo IV, 985b)

leucipo_metaf_0001

Aristóteles, Metafísica, Edición trilingüe por Valentín García Yebra, Editorial Gredos, Madrid, 1990, p. 33.

En primer lugar, pues, “el ser”. El mundo consta de infinitas partículas indivisibles (por eso reciben el nombre de “átomos”), sólidas y llenas, inmutables, de tal modo que cada átomo posee las características del “ser” de Parménides. Con esta diferencia: los átomos son infinitos en número.

Además, los átomos carecen de cualidades sensibles y sólo se distinguen entre sí por la figura (como A difiere de N, según el ejemplo que aduce Aristóteles), el orden (como AN difiere de NA) y la posición (como N difiere de Z).

leucipo_metaf_2

Aristóteles, Metafísica, introducción, traducción y notas de Tomás Calvo Martínez, Editorial Gredos, Madrid, 1998, pp. 87-88 (Libro I, Capítulo IV, 985b)

1No está claro que Demócrito les atribuyese también peso, ni tampoco en qué condiciones se lo atribuyese. Los átomos poseen movimiento propio y espontáneo en todas las direcciones (algo así como las partículas de polvo en un rayo de sol), y chocan entre sí.

El choque puede tener dos consecuencias diversas: o bien los átomos rebotan y se separan, o bien se “enganchan” entre sí, gracias a sus figuras diversas. Así se producen torbellinos de átomos y se originan mundos infinitos, engendrados y perecederos.

 Albert BarilléÉrase una vez… los inventores (Il était une fois… les Découvreurs), Capítulo 2: “Arquímedes y los griegos”, Francia, 1994 (capítulo completo AQUÍ).

il_etait_une_fois_les_decouvreurs_tv_series-350602572-mmedLos “átomos” explican, por tanto, la multiplicidad de los seres, el movimiento y la generación-destrucción. Pero se requiere un segundo “principio”: el vacío, o “no-ser”. El vacío explica la multiplicidad, ya que es lo que separa los átomos; y explica el movimiento, porque si no hay vacío no puede haber choques ni desplazamientos.

Todo se explica, pues, exclusivamente, por “lo lleno” y “lo vacío”, sin necesidad recurrir a fuerzas ajenas a la misma materia. Los choques son fortuitos, debidos a un puro azarnada obedece a una ordenación inteligente hacia un fin determinado. Materia, vacío y movimiento: eso es todo. Una explicación de este tipo se denominará más tarde mecanicismo.

atomistas_comic_

Dave Robinson y Judy Groves, Filosofía para todos, traducido por Pablo Hermida Lazcano, Editorial Paidós, Barcelona, 2005, p. 15

Demócrito, igual que Empédocles y Anaxágoras, se verá obligado a explicar la percepción sensible (que Parménides desvalorizó absolutamente). Y lo hará desde los principios de su atomismo: el alma es corporal y mortal, mueve el cuerpo, pero también es afectada por los choques recibidos en el propio cuerpo.

Los cuerpos exteriores producen emanaciones de átomos que son como imágenes (eídola/εἴδωλα) que se trasladan por el vacío, y al chocar con los órganos de nuestros sentidos se produce el conocimiento. Por eso, toda forma de conocimiento se reduce, en el fondo, al tacto (o contacto).

democrito_kirk___

Los atomistas: Leucipo y Demócrito, 588, en G. S. Kirk, J. E. Raven y M. Schofield, Los filósofos presocráticos. Historia crítica con selección de textos, versión española de Jesús García Fernández, Editorial Gredos, Madrid, 1999, pp. 595-596

democrito_kirk____0001

Pero una vez que Demócrito ha justificado así la percepción sensible, la relativiza profundamente: las cualidades sensibles (olor, color, sabor…) carecen de objetividad; y, dada la continua movilidad de los átomos, se explica que Demócrito diga: “Se ha demostrado a menudo que nosotros no captamos en realidad cómo es cada cosa o cómo no es”.

democrito_kirk_sentidos_

Los atomistas: Leucipo y Demócrito, 550, en G. S. Kirk, J. E. Raven y M. Schofield, Los filósofos presocráticos. Historia crítica con selección de textos, versión española de Jesús García Fernández, Editorial Gredos, Madrid, 1999, p. 571

Puesto que el alma es un conjunto de átomos -para Demócrito no hay sino átomos y vacío- el pensamiento recibe una explicación semejante. Los átomos anímicos están desparramados por todo el cuerpo, moviéndolo; pero algunos están concentrados en algún punto del cuerpo, moviéndose espontáneamente: así se explica la naturaleza de la mente y del pensamiento.

democrito_alma_gredos___0003

Leucipo y Demócrito, Los filósofos presocráticos III, introducción, traducción y notas del capítulo a cargo de María Isabel Santa Cruz de Prunes y Néstor Luis Cordero, Editorial Gredos, Madrid, 1997, pp. 295-299

democrito_alma_gredos___0001 democrito_alma_gredos___0002

 Disneyland, Our Friend the Atom (1957)

Luis de la Peña, ¿Cómo es un átomo?, Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM, México, 2005, p. 5

Leucipo y Demócrito, Los filósofos presocráticos III, introducción, traducción y notas del capítulo a cargo de María Isabel Santa Cruz de Prunes y Néstor Luis Cordero, Editorial Gredos, Madrid, 1997, varias páginas

Michel Onfray, Conférence au Théâtre du Rond-Point: “Le rire de Démocrite – Les sentiers de la création” (2008)

Astroboy | 鉄腕アトム Episode 1 (1963)

Eduardo Palomo Trigueros, Cita-logía, Punto Rojo Libros, Sevilla, 2013, p. 134

Demócrito de Abdera (apuntes en PDF)

(…)


 flecha-izqflecha-der1


LA FILOSOFÍA ANTIGUA // La filosofía en el mundo griego // Los primeros filósofos // Tales de Mileto // Anaximandro de Mileto//Anaxímenes de Mileto // Heráclito de Éfeso // Pitágoras y el pitagorismo// Parménides y la escuela de Elea // Empédocles de Agrigento //Anaxágoras de Clazomene // Demócrito de Abdera // Los sofistas //Sócrates // Platón // Aristóteles // Estoicismo //Epicureísmo//Pirronismo // La Academia y el Liceo // La ciencia helenística // La filosofía en la época romana // Eclecticismo //Neoplatonismo // La Patrística // Agustín de Hipona //


facebook_logo_detail

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s